Historia

BNI surge luego de un proceso de diez años de trabajo colaborativo con proyectos de investigación asociativo, donde a los científicos que formaron parte del núcleo milenio Centro de Neurociencias integradas (CENI) y luego del núcleo de morfogénesis neural (NEMO), les resultó natural postular al instituto Milenio cuando se abrió la convocatoria. En ella, la trayectoria de investigación grupal e individual los hizo destacar y adjudicarse el fondo para conformar al Instituto de Neurociencia Biomédica el año 2011.

En Chile miles de personas sufren de enfermedades neurológicas y psiquiátricas. Adicionalmente, el aumento de la expectativa de vida intensifica la posibilidad del desarrollo de enfermedades neurodegenerativas, por lo que investigar el cerebro y sus enfermedades es un tema prioritario en nuestro país.

En Chile ya existía una trayectoria importante en neurociencias, por lo que este grupo vio la necesidad de hacerse cargo de esta tradición que venia forjándose hace años. Reuniendo una masa crítica de neurocientíficos básicos y clínicos, además de matemáticos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, se propuso la tarea de llevar a cabo investigación científica de primera clase, formar nuevos investigadores, aportar en tecnología y educación, además de constuir una comunidad activa y una masa crítica de investigadores reconocida internacionalmente.

Hoy cuenta con 17 laboratorios, más de 40 publicaciones anuales de alto impacto, redes internacionales de colaboración científica consolidadas con el hemisferio norte y américa latina, organización de cursos y reuniones científicas reconocen a BNI como un centro único en Chile y un centro de referencia en la región.